// // 1 comentario

Norwegian Wood: Película y Libro.


norwegian wood 2010

Hace pocos meses en mí blog cinéfilo personal “The Cow with The Green Hat” escribí una pequeña reseña del espléndido libro de Haruki MurakamiTokio Blues”.

En él nos cuentan la historia de Toru Watanabe, un hombre que un día regresando de viaje escucha en el aeropuerto una versión instrumental de la canción “Norwegian Wood” de los Beatles, que lo regresa a su juventud y trae el recuerdo de una novia (Naoko) que prometió nunca olvidar. De hecho ella antes fue novia de Kizuki, su mejor amigo, quien un día a los 17 años de edad se quita la vida, dejando frágil la estabilidad emocional (la cordura) de Naoko.

De esta nostálgica historia se hizo recientemente una adaptación cinematográfica de la cual hoy nos toca hablar.

haruki murakami película

Obviamente la cinta no llega a capturar la esencia del libro y falla al recrear de forma digna todos esos paisajes, personajes y escenas inolvidables que la novela introdujo en nuestra mente. Sin embargo su fotografía está bien realizada y convierte este filme en uno de esos que te dan ganas de pausar, guardar el fotograma y colgarlo como un cuadro en una pared de tu casa.

En el libro la historia no es contada como si fuera un recuerdo y esto ayuda a crear una atmosfera agridulce, pero en la película todo se desarrolla en tiempo presente y eso le quita mucha magia al drama de los personajes. Drama que en la cinta convierten en una historia romántica que en algunas ocasiones llega a rayar la cursilería. 

tokio blues 2010

Además se extrañan los pequeños detalles que hacen única a la obra literaria y muchos de los personajes “secundarios” pierden carisma y protagonismo. 

Creo que deberían de abstenerse de ver esta adaptación quienes leyeron y amaron el libro primero pues se llevarían una decepción al no ver todas las escenas mágicas que la novela les grabo en la memoria.

norwegian wood película

1 comentario:

  1. Se nos olvidó mencionar que si quieren ver una buena adaptación de una obra de Murakami deberían checar: Tony Takitani de Jun Ichikawa.

    ResponderEliminar