// // Deja un comentario

¿Cómo pudiste pensar que era gay?

Erotismo, amistad, ambigüedad y amor se revelan, llenos de color, en el transcurso de Les amours imaginaires, película canadiense del 2010.  Francis y Marie, dos amigos, entran en conflicto tras caer rendidos por un mismo hombre: Nicolas. Este individuo emite mensajes difusos y de interpretaciones abiertas a ambos, lo que provoca que queden cautivados. 




En el fondo, tenemos una cinta "ligera" que explora los temas ya mencionados sin novedad alguna y que retrata, de alguna manera, la superioridad de la amistad frente a la ilusión amorosa. Lo importante e interesante aquí -como debe ser en una buena obra creativa- no es el qué cuenta, sino cómo lo hace. Y en esta ocasión, el filme constituye un acierto.




La "ligereza" de la película no la exime de poder disfrutarla ni de estar bien producida. Las actuaciones resultan creíbles y se apoyan en una buena construcción de los personajes (uno no sabe si amar u odiar a Nicolas, por ejemplo cuando suelta la línea: "Comment as-tu pu penser que j'étais gay?" que da título a esta entrada). El vestuario y la ambientación hacen también un buen soporte para los personajes. El guión se desenvuelve fresco, ágil y con ciertos parlamentos astutos y cómicos. En suma, la dirección es precisa y evocadora.




Xavier Dolan (director y Francis en la película) imprime juventud y una estética particular acordes a su moza edad de veintidós años. El resultado es provechoso: las secuencias en cámara lenta se gozan, el tratamiento de las escenas eróticas -y su estilo específico- las convierten en algo cómodo y artístico, la intervención de personajes ajenos a la trama para hablar de amor y sexualidad no representan molestia alguna... todo esto y lo anterior, aderezado con un soundtrack impecable y justificado, se mezcla para presentarnos Les amours imaginaires como un trabajo notable del que se corre el riesgo de olvidar su "ligereza". 


Andrés R. G.
@andruk7


PD: La escena en la que podemos inferir que Marie y Francis han recuperado su amistad me parece sublime. ¿Qué piensan ustedes?





0 comentarios:

Publicar un comentario