// // 2 comentarios

Triple Función.

Por no publicar reseña la semana pasada, en esta ocasión escribo tres para resarcir los daños. Por ser tres no las extenderé tanto, serán comentarios rápidos (y espero útiles) acerca de películas de estreno reciente en México y con nominaciones al Oscar. Por lo demás, recuerden que los mejores críticos son ustedes mismos, así que si tienen ganas de ver una película realmente, nunca dejen de hacerlo sólo porque alguien no se las recomienda; a menos que se conozcan y sepan que hay cosas que les enojan mucho. Dicho esto, las tres reseñas van para:

1) Drive




Dirigida por el danés Nicolas Winding Refn, Drive: El Escape -título en México- gira en torno a un doble de películas que se encarga de hacer las escenas de acción si hay coches involucrados; sin embargo, ésa resultará tan sólo una faceta, la pública, del personaje. Interpretado de manera estupenda por Ryan Gosling, en este personaje está el peso dramático de la película. Un personaje que se muestra sereno la mayor parte de la película, pero sociópata de alguna manera. Este aspecto está bien trabajado y permite que Gosling se mire encantador si sonríe, sin importar lo que haya hecho o esté a punto de hacer y a pesar también, de su carácter predominantemente impávido. El trabajo de los demás actores también es bueno, aplauso merece Bryan Cranston como Shannon, pues en Drive no logramos ver ni un ápice del Hal que interpretó tantos años en Malcolm in the Middle. La edición está muy bien cuidada; el soundtrack y la banda sonora están inmejorables, se acoplan con exactitud a lo que estamos viendo. La tensión se vuelve un elemento indispensable desde el principio (espléndido) de la película con todo y créditos retro. En resumen, con Drive estamos ante una película que combina acción, suspenso y un soft gore, por así llamarlo. Muy recomendable, sobre todo si gustan de los carros y la sangre en escena. No por nada ganó Mejor Director en el Festival de Cannes, muy buen trabajo que confirma a Ryan Gosling como un actor consolidado y ya no sólo "en ascenso". 
*Dato extra: El director asegura que la película es un homenaje a Alejandro Jodorowsky.



 2) Hugo





No es posible no haber visto aunque sea sólo una película de Martin Scorsese si dicen que les gusta el cine. Un director contemporáneo imprescindible y muy versátil: La invención de Hugo Cabret lo reafirma. La película es un giro total a la mayoría del trabajo previo del director y, como debe de ser, resulta fresca y una experiencia cinematográfica entrañable, en realidad con momentos evocadores fantásticos. Ambientada en el París de de 1931, Hugo evoca lo maravilloso del cine finalmente, así como el comienzo del mismo. Vale la pena verla en 3D, se los puedo asegurar: la dirección artística, los efectos visuales y la edición están perfectos y, gracias a eso, la película es una delicia visual. La banda sonora, otro acierto. Un fallo que le veo es Asa Butterfield que interpreta a Hugo Cabret, pues su actuación no goza de una fortaleza excepcional y, qué lástima, no convierte a Hugo en un personaje totalmente entrañable. Sacha Baron Cohen, por el contrario, es otro gran acierto en la película y Ben Kingsley (actorazo) interpreta fantásticamente a Georges Méliès. Sí, Méliès se convierte en uno de los ejes centrales de la película, Méliès y su cine. Por eso resulta tan satisfactoria si te gusta el cine y sobre todo, los comienzos de éste. Confieso que casi me salen lágrimas en una escena de Méliès. Un homenaje al cine, se dice de Hugo, pero más que nada, un homenaje a ese gran francés que vio más allá que los Lumière y logró plasmar los sueños en imágenes en movimiento gracias a los efectos especiales que perfeccionó. Una reverencia al primer director que hizo posible un cine narrativo. Si esto les emociona, no se pierdan Hugo. Finalmente, cabe decir que la película tiene un ambiente familiar, aunque podría resultar un poco tediosa a los niños más pequeños. 
*Dato extra: Martin Scorsese aseguró que ha sido su mayor reto pues era la primera vez que trabaja en 3D, con niños y con Sacha Baron Cohen.








3) The Girl with the Dragon Tattoo




David Fincher no hizo mal su chamba, no. La chica del dragón tatuado es satisfactoria, más cuando no has visto la primera adaptación de la novela, la película sueca del 2009. Cuenta con una buena fotografía y una banda sonora justa, emocionante (compuesta otra vez por Atticus Ross y Trent Reznor). Las actuaciones también lucen, pero no son brillantes; es claro emocionarse por Rooney Mara y su papel de Lisbeth Salander, pero no me convenció del todo. Se ve más frágil, asustadiza y aunque unos lo aplaudan, para mí es un fallo pues eso sólo debería demostrarse en algunos momentos y no permanentemente para, en ocasiones, demostrar que es capaz de hacer cualquier cosa. Hay detalles sustanciales que son diferentes de la versión sueca, pero que no puedo criticar porque no he leído la novela y no sé si esas diferencias se apeguen más al libro; como sea, sospecho que no es así y obedecen a sentimentalismos y salidas fáciles hollywoodenses. La Lisbeth Salander pierde un poco de fuerza aquí con respecto de su versión sueca. El final lo odié, esa Lisbeth no es la que me cautivó en la anterior adaptación (me urge saber qué final se adecua mejor con la novela, para saber así si odiar a Fincher o al difunto escritor). Los créditos iniciales, por el contrario, están excelentes. Si la ven, sólo les suplicaría que vieran la adaptación sueca también y cada quien, preferirá alguna. Cuando vi la película de Suecia, me gustó bastante y entonces seguí con la segunda que también disfruté. Ahora que vi este filme de Fincher, me dejó algo decepcionado. No sé -y nunca lo sabré- si me hubiera pasado lo mismo de haber salido primero la versión de Fincher; porque no es una mala película, pero no superó mis expectativas. Al final, me parece un trabajo innecesario pues apenas son dos años desde que salió la adaptación sueca; sin embargo es Hollywood y su industria puede hacer lo que le plazca. 
*Dato extra: El director de la adaptación sueca, Niels Arden Oplev, cuestionó, a propósito de la película, la intención de un refrito cuando se puede consultar el filme original. 







Andrés R. G.
@andrUk7

2 comentarios:

  1. Si me dices cómo termia ésta te digo cómo termina el libro. También me intriga saber pero presiento que no me va a agradar mucho, el libro de verdad es estupendo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en este final, Lisbeth regresa a Estocolmo como una adolescente enamorada casi, casi, le paga a Mikael lo que le prestó (eso no sucede en la sueca) y después, ya sola en su depa le hace algo como un regalito. Entonces, va en su moto a la redacción de Millenium para dárselo, pero ve que sale con la editora abrazados y tira el regalo y se marcha en su moto...

      Eliminar