// // Deja un comentario

Drama con afán documentalista.

En la película Contagion (2011) dirigida por Steven Soderbergh, nos topamos con un trabajo obviamente ficcional, pero casi de corte documentalista, que nos sumergirá en la evolución de una pandemia y los estragos que ocasiona. 


Las críticas (viniendo de diversas partes) son muy divididas. Cuando se estrenó en el cine en México, no fui y las opiniones que conocía de boca en boca eran que estaba "aburrida", que "no tenía chiste" y las más optimistas, que estaba "buena", aunque no era nada grandioso. Ahora que la he visto, difiero un poco con los primeros comentarios: no me parece aburrida porque el ritmo es rápido y se detiene solamente a explicar cuestiones políticas o científicas de la pandemia ocasionada por el virus que bautizan como MEV-1. Sin embargo, la trama avanza con rapidez, tanto que un mes de la pandemia lo vemos en menos de dos horas. No es de sorprender que se presenten datos científicos tan exactos, la realización de la película tuvo el apoyo del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos, mismo que mantiene un papel protagónico en la película. 


El fallo que podría encontrarse obedece en la parte de la trama, hacia el final quedan cosas sin contarse -aunque esto puede interpretarse como una apertura en el filme-. No obstante, queda un ligero mal sabor al encontrarnos con estos pendientes y si existen opiniones de que la película no tiene chiste o es una pérdida de tiempo, se debe a que no se profundiza en la trama ni en los personajes. Todo queda absolutamente superficial; sin embargo esto embona con la característica de documental que trata de proyectar el propio filme: a pesar de que tenemos personajes prominentes, lo que se va a mostrar es la enfermedad, el contagio, el caos.


Las actuaciones y el aspecto técnico son cuestiones elementales de la película que muestran el realismo que pretende, tenemos un elenco poderoso que hace creíble a los personajes (Kate Winslet, Matt Damon, Jude Law, Marion Cotillard...) si bien la cinta no permite que se exploten al máximo sus cualidades histriónicas. 


El final es uno adecuado, contrario a la opinión del "mal final" que también he hallado. Nos da un cierre para el ciclo de la pandemia; aunque suene paradójico,  resulta un cierre que sabe a origen. 


Queda decir que la influencia de la aparición y consecuente expansión del virus H1N1 para el desarrollo de la película (y el guión, claro) es muy evidente. También lo del SARS. Y digo que peca de obviedad, porque en la misma cinta se incluyen las referencias, por eso sostengo que Contagion tiene pinta de documental. Finalmente, si no te diviertes especialmente con datos técnicos e investigaciones, la película no será mucho de tu agrado; no esperes ver sangre, ciudades totalmente despobladas o dramas familiares extensos; aunque los hay en Contagion, son sólo una probadita. De otra forma, vela y disfruta un trabajo bien hecho, aunque sí, una película acaso prescindible.  


Andrés R. G.
@andruk7

0 comentarios:

Publicar un comentario