// // 1 comentario

Todos los días de mi vida (2012)

Todos los días de mi vida - poster

Basada en hechos reales, Todos los días de mi vida trata la historia de dos jóvenes enamorados que sufren un grave accidente de tráfico. Ella, Paige (Rachel McAdams), sale malparada y, tras varias semanas en coma, no recuerda nada de su vida más cercana

Como buen drama romántico, encontramos al marido de la joven, Leo (Channing Tatum), en el papel de bueno y, por contraposición, a la familia de la chica actuando interesadamente. 

Tras despertarse del coma, Paige no es capaz de recordar su vida con su marido al cual considera un extraño. La familia de la joven, de la cual se había distanciado en los últimos años, interviene en su vida para conseguir de nuevo el afecto de su hija.

En esa situación Paige se encuentra entre dos aguas: tiene muestras de la realidad vivida con su marido pero, a la vez, su familia es el único pilar estable que recuerda en el que se puede apoyar.

La aparición en el drama del personaje de Jeremy (Scott Speedman) implica nuevas obstáculos para Leo el cual intenta recuperar, desde cero, una relación que se enfría por culpa de la pérdida de memoria de su esposa. 

El resto de la trama que Michael Sucsy nos presenta se trenza llegando a dar situaciones realmente empalagosas. Estar en la sala del cine, mirar a tu alrededor y buscar la mirada de alguien que todavía no esté llorando puede ser de lo más entretenido que te ocurra en algunas ocasiones si no eres acérrimo al género. 

Pese a ello, para los adeptos a los dramas románticos, Todos los días de mi vida cala hondo dentro de sus conciencias. La gran elección de Rachel McAdams como actriz principal hace que la película gane enteros. Para muchos su papel no está a la altura del que realizó en El diario de Noah, pero no por ello se puede dejar de nombrar la gran actuación en este título.

Rachel McAdams - Todos los días de mi vida


Sumado a la carismática actriz, Channing Tatum emerge como el encargado de atraer a cientos de mujeres perdidas entre sus encantos. Su papel en Querido John tiene mucho que decir en esta faceta.

Channing Tatum  - The Vow 2012


Una trama evidente, un final predecible y un ritmo pausado no impiden que en ciertos momentos de la película se levante nuestra vena romántica. Una película para ver en pareja, para complacer en muchos casos a la parte más sentimental de la misma pero que, ver por nuestra propia cuenta, puede resultar una experiencia ciertamente frustrante. Olvidémonos de pensar, no es una película para ello. Siéntate en la butaca, relájate e intenta disfrutar sin ser excesivamente crítico. Esos son mis únicos consejos si quieres pasar un buen rato viendo nuevamente un drama amoroso.

1 comentario:

  1. Ah...es un historia demasiado romántica como me gustan es fasinantelos actores son increhibles y si es estupenda la pelicula se las recominedo a todo publico.

    ResponderEliminar